HIV

Detengamos juntos el VIHVIH y COVID-19


El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un retrovirus que infecta las células del sistema inmunológico humano, destruyendo o deteriorando su función. La infección por VIH causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

El VIH es una epidemia mundial. Es la principal causa de muerte infecciosa en el mundo,1 e incluso después de tres décadas de aumento dramático de la concientización, la prevención y las opciones de tratamiento, las estadísticas siguen siendo alarmantes:

  • 37 millones de personas en todo el mundo viven con el VIH, incluidos 1,8 millones de niños.1
  • El 54% de estas personas no saben que son portadoras del virus.2

Estos hechos exaltan la importancia crítica de las pruebas del VIH a nivel mundial.

Factores de riesgo
Según la Organización Mundial de la Salud, los principales factores de riesgo para el VIH incluyen el sexo vaginal o anal sin protección; el uso compartido de agujas, jeringas y otros equipos de inyección contaminados; transfusiones de sangre y procedimientos médicos inseguros; lesiones accidentales por pinchazos con agujas; y otras infecciones de transmisión sexual, como la sífilis, el herpes, la clamidia, la gonorrea y la vaginosis bacteriana.2


Prevención, pruebas y terapia
Limitar la exposición y frenar el comportamiento asociado con estos factores de riesgo puede reducir la probabilidad de infección por el VIH.

Además, la identificación temprana de personas VIH positivos, el monitoreo de la carga viral y las pruebas de farmacorresistencia de cepas particulares del VIH pueden mejorar los resultados de los pacientes y reducir la transmisión de la enfermedad. Las pruebas de laboratorio clínico siguen siendo de vital importancia en todas las etapas de la continuidad de la atención del VIH, ya que proporcionan a los médicos herramientas que les permiten manejar a los pacientes de manera más eficaz.

Ha habido un progreso significativo. Entre 2000 y 2015, las nuevas infecciones por el VIH han disminuido en un 35% y las muertes relacionadas con el SIDA en un 28%.3

Un simple análisis de sangre podría salvar vidas.


HIV Risk Factors

Con la llegada del COVID-19, surgieron preocupaciones frente al riesgo de los pacientes portadores de VIH ya que tienen un sistema inmunológico más débil y esto los hace vulnerables ante esta coyuntura.

Según ONUSIDA, el objetivo de erradicar el VIH hacia el 2030 podría retrasarse por lo menos 10 años más, al centrarse toda la atención de las investigaciones en el SARS-CoV-2.

A su vez, según la Organización Mundial de la Salud, hasta el momento no hay datos que puedan demostrar que las personas portadoras de VIH corran un mayor riesgo de contraer la enfermedad, pero si se sabe que aquellas personas que viven con VIH y no están tomando su tratamiento antirretroviral regularmente, pueden tener un mayor riesgo de

complicaciones por COVID-19. Por eso, al igual que el resto de la población, deben tomar medidas de autocuidado y cumplir con las normas establecidas por el Gobierno local.

Hoy nos encontramos con el desafío de combatir y tratar por igual el VIH y el COVID-19. Siemens Healthineers tiene el compromiso de expandir la medicina de precisión para lograr mejores diagnósticos a tiempo y apoyar a que los profesionales de la salud den a sus pacientes el tratamiento correcto en el momento adecuado.