¿Qué es la hemostasia?
Es la manera que tiene el organismo para lograr un equilibrio entre coagulación y hemorragia

Siemens Healthineers - ¿ Qué es la hemostasia?
¿Qué es la hemostasia?
 
Trombosis y COVID-19

La sangre es un fluido que circula por el cuerpo a través de los vasos sanguíneos. Lleva a cabo muchas funciones vitales para el organismo, como los mecanismos de protección y defensa, el suministro de oxígeno y nutrientes y la regulación de la temperatura. Una lesión, como un corte o un traumatismo, puede dañar los vasos sanguíneos, lo que provoca una hemorragia. En una persona sana, la hemorragia se detendrá de manera automática tras un corto periodo de tiempo, para evitar perder una gran cantidad de sangre. A esta función se le llama hemostasia.

Hemostasia

¿Qué es la hemostasia primaria?

Como primera medida para detener la hemorragia, el cuerpo tiene una proteína llamada colágeno que, al exponerse cuando hay un corte o traumatismo, hace que las plaquetas viajen hasta la herida y se adhieran las unas a las otras.

Las plaquetas también hacen que los vasos se contraigan junto con la intervención del sistema nervioso vegetativo, lo que reduce la circulación sanguínea en la zona lesionada.

Las plaquetas liberan diferentes substancias que hacen que se agreguen más plaquetas para lograr cerrar la herida. Normalmente en unos minutos se forma un tapón. Este tapón es la reacción primaria para detener la hemorragia.

¿Qué es la hemostasia secundaria?

Para estabilizar el tapón, las sustancias liberadas a través de la herida inician una reacción en cadena interconectada llamada hemostasia secundaria.

Esta secuencia de reacciones puede ocurrir por dos vías y las dos conducen a la producción de una malla de fibrina.

Como resultado, se forma un coágulo en la sangre constituido por plaquetas, fibrina y células sanguíneas.

¿Cómo se degradan los coágulos?

Una vez que la herida ha sanado bajo el tapón estable y el coágulo ya no es necesario, se degrada por un proceso llamado fibrinólisis.
Este proceso hace que aumente en la sangre una proteína llamada dímero D.

En una persona sana existe un equilibrio entre la coagulación y la fibrinólisis, lo que significa que en la sangre se forman coágulos y se degradan de manera adecuada cuando es necesario, como respuesta ante una herida o una contusión.
 

Trombosis

¿Qué son los trastornos trombóticos?

 Los trastornos trombóticos son aquellas afecciones en las que se forman coágulos en los vasos sanguíneos debido a un exceso de coagulación en la sangre. 

Hay varias alteraciones que pueden desencadenar una elevada actividad coagulante en la sangre. Si una persona genera demasiados coágulos, puede sufrir trombosis. Y cuando el trombo se desprende de la pared vascular puede viajar por el cuerpo llamándose en ese caso émbolo, pudiendo obstruir un vaso sanguíneo del cerebro (ictus) o de los pulmones (EP, embolia pulmonar).

Si un coágulo se hace demasiado grande, puede bloquear el flujo de sangre de las arterias o las venas y provocar:

  •   Ictus isquémico o infarto de miocardio
  •   Trombosis venosa profunda (TVP)
  •   Embolia pulmonar (EP) 

Más información sobre la TVP y la EP y el papel del análisis del dímero D.

¿Cómo se trata la trombosis?

Si un paciente tiene un alto riesgo de padecer una hiperactividad coagulativa, el médico querrá evitar que genere episodios trombóticos o embólicos, y le tratará con heparina o medicamentos anticoagulantes orales.

Una trombosis aguda, como un infarto de miocardio o un ictus, precisa de tratamiento inmediato. Una de las medidas terapéuticas de referencia es el tratamiento con fibrinolíticos para disolver el coágulo (o trombo) que bloquea el vaso y restablecer el flujo sanguíneo para evitar lesiones o la propia muerte.
 

COVID-19

¿Qué relación existe entre la COVID-19 y los trastornos hemostáticos?

Los pacientes con COVID-19 experimentan anomalías de la coagulación graves y, en ocasiones, mortales.

Los estudios muestran que muchos pacientes con COVID-19 en estado crítico desarrollan complicaciones como el tromboembolismo venoso (TEV) confirmado o embolia pulmonar (EP), a veces a pesar del tratamiento con medicamentos, como por ejemplo la heparina.1-5

El riesgo de trombosis en los pacientes con COVID-19 aumenta según se incrementa la gravedad de la enfermedad y la duración del ingreso hospitalario.4

La trombosis y la fibrina hallada en forma de coágulos y/o microcoágulos en pequeños vasos sanguíneos de los pulmones u otros órganos ha resultado ser una de las principales causas de muerte en los pacientes con COVID-19.5

Hemorragias

¿Qué son los trastornos hemorrágicos?

 Si la tasa de coagulación de la sangre de una persona es demasiado baja, puede sufrir un sangrado excesivo. 

Los trastornos hemorrágicos en muchas ocasiones son hereditarios, pero también pueden ser adquiridos a causa de diferentes enfermedades o situaciones. Las principales anomalías heredadas y las causas adquiridas de los trastornos hemorrágicos son:  

Heredadas:

  • Hemofilia A
  • Hemofilia B
  • Enfermedad de Von Willebrand
  • Disfunción plaquetaria  

Adquiridas: 

  • Trastornos hepáticos
  • Coagulación intravascular diseminada (CID)
  • Tratamiento anticoagulante
  • Disfunción plaquetaria

Trastornos hemorrágicos que pueden ser tratados con medicamentos que remplazan las proteínas que faltan para corregir las deficiencias en la cascada de reacciones de la hemostasia.

Pruebas analíticas

¿Para qué se usan los análisis de hemostasia?

 Los análisis de hemostasia pueden ayudar a su médico a identificar trastornos de la coagulación de la sangre, hereditarios o adquiridos, y la eficacia de los tratamientos usados para combatirlos. 

Estos análisis se usan para determinar cuánto tiempo tarda la sangre en coagularse, identificar cualquier retraso o amplificación del tiempo que pueda provocar un desequilibrio entre coagulación y fibrinólisis. 

Ha hablado con su médico acerca de su estado de salud vascular? Si sufre riesgo de complicaciones trombóticas o sospecha un trastorno hemorrágico, solicite análisis a su médico para que compruebe su estado de salud en relación con la coagulación, para que pueda identificar el tratamiento adecuado o derivarle a un especialista.


¡Esperamos que hoy haya aprendido algo sobre las pruebas de hemostasia!


Share this page:

La información proporcionada en este documento representa una explicación abreviada y simplificada de la hemostasia, los trastornos hemostáticos y el tratamiento. Para obtener más detalles, consulte publicaciones o libros de texto científicos.

Referencias generales para la hemostasia:

Blanco A, Blanco G. Hemostasis. In: Blanco A, Blanco G, editors. Medical biochemistry. Academic Press; 2017. p. 781-9.

Reyes Gil M. Overview of the coagulation system. In: Shaz BH, Hillyer CD, Reyes Gil M, editors. Transfusion medicine and hemostasis (third edition). Elsevier; 2019. P. 559-64.

1. Cui, et al._JTH. 2020;18:1421. doi.org/10.1111/jth.14830

2. Klok FA, et al.Thromb Res. 2020;191:145. doi.org/10.1111/jth.14830

3. Llitjos, et al._JTH. 2020;18:1743. doi.org/10.1111/jth.14869

4. Middeldorp, et al. JTH. 2020. doi: 10.1111/jth.14888

5. Wichmann D, et al. Ann Internal Med. 2020;M20-2003. doi: 10.7326/M20-2003